Gin & Tonic

Cuando, a finales del siglo XIX, se añadíó quinina al agua con gas, nació la tónica, que resultó un excelente remedio para las fiebres de la malaria que atacaba a los soldados ingleses en la India. Para mejorar el sabor la mezclaban con gin. Así se creó el GIN & TONIC.