Kalimotxo

En 1972, dos amigos de Guetxo (Vizcaya), de apodos Kalimero y Motxo, al comprobar que el vino comprado para las fiestas estaba “picado” y para aprovecharlo decidieron disimular el sabor mezclándolo con Coca-Cola