Pa amb tomaca (pan con tomate)

Siempre en la zona mediterránea se ha unido el pan con el aceite de oliva, pero la costumbre de frotar el tomate parece que nació en zonas rurales de Cataluña, en épocas de buena cosecha de tomates, para ablandar el pan seco.