Queso manchego

Se llama así al elaborado en la comarca de La Mancha con maduración mínima de 60 días. Es el producto de un clima duro y extremado, con una vegetación muy rústica, alimento de la ancestral raza de oveja manchega. En climas más generosos, con vegetación más rica, es casi imposible elaborar un queso similar.